En Ambientes ponemos a tu disposición alta calidad en productos de higiene como jabón, por eso queremos contarte sobre la importancia del correcto lavado de manos con agua y jabón para evitar afecciones como la Diarrea, Meningitis, hepatitis B, salmonelosis, neumonía y otros males que se transmiten a través de las bacterias que se acumulan en las manos y pueden ser prevenidas mediante este sencillo método.

BENEFICIOS DEL LAVADO DE MANOS ADECUADO
-Mantiene tu lugar de trabajo saludable: El lavado adecuado de las manos por parte de todos los empleados puede reducir drásticamente la propagación de la enfermedad, e incluso ayuda a no infectarse en primer lugar.

-Menos enfermedades transmitidas por los alimentos: Casi todas las enfermedades transmitidas por los alimentos surgen del lavado de manos inadecuado, por eso se deben lavar las manos antes y después de la preparación de las comidas y de servir los alimentos.

-Disminuye la tasa de supervivencia de las bacterias persistentes: Las bacterias son expertas en supervivencia. Así que no esperes que simplemente mueran si no te lavas las manos. Pueden estar en tus manos por días, refugiándose en tus uñas y cutículas.

-Ayuda a combatir el aumento de la resistencia a los antibióticos: El lavado adecuado de las manos previene enfermedades respiratorias y estomacales en más del 30 por ciento. Los antibióticos a menudo se recetan innecesariamente para combatir estas infecciones, que en ocasiones son causadas por virus. El uso excesivo de antibióticos conduce a la resistencia bacteriana, lo que hace que las enfermedades sean más difíciles de curar en todo el mundo.

-Mantiene a los niños más saludables: Enseñar a los niños a lavarse las manos correctamente puede reducir la propagación de enfermedades en guarderías, escuelas y en el hogar.

-Previene contagios de infecciones por ojos, nariz y boca: Sin darnos cuenta podemos tocarnos los ojos, la nariz y la boca hasta cuatro veces por hora. Esto suma docenas de oportunidades para que las bacterias ingresen felizmente a nuestros cuerpos y causen infecciones. Lavarse bien las manos reduce las probabilidades de que los microbios lleguen a tu cara.

PASOS PARA EL LAVADO DE MANOS
-Pon las manos bajo el grifo y humedécelas. Cierra la llave enseguida.
-Aplica un jabón de manos.
-Refriega tus manos, muñecas, dedos y uñas durante 20 segundos con jabón.
-Nuevamente abre el grifo y enjuágate muy bien.
-Sécate bien con una toalla limpia.